Un grupo de investigadores del Instituto Cajal (CSIC) de Madrid, dirigidos por el investigador Ricardo Martínez Murillo, han demostrado que la nueva molécula ASS234 (benzilpiperidina-indolil- propargamina,) que tiene efectos dobles de inhibidor de la acetil/butiril colinesterasa y la monoaminooxidasa B (enzimas que destruyen los neurotransmisores acetilcolina y monoaminas), tiene capacidad para recuperar funciones cognoscitivas (memoria) alteradas en ratones así como para prevenir la aparición de lesiones típicas del Alzheimer.