En los estudios epidemiológicos sobre las causas de mortalidad se consignan cifras muy variables cuando se hace referencia a la Enfermedad de Alzheimer (EA). No existen, en la mayoría de los países normativas específicas en cuanto a la enumeración de las causas (inmediata o remota) del fallecimiento, tal como ocurre en España. 

Desde hace muchos años se debate si la cafeína (el café) es bueno o malo para el cerebro, si favorece la protección de las funciones cerebrales o las deteriora. Opiniones a favor o en contra se han publicado en los últimos tiempos. 

Durante muchos años se ha venido investigando la causa de la enfermedad de Alzheimer. Conocemos muchas de las vías patogénicas por las que un cerebro normal puede llegar a degenerar y conducir a la demencia tipo Alzheimer. En realidad, la EA es lo que se denomina un síndrome: diversas causas pueden dar lugar a esta enfermedad.

Un estudio realizado por investigadores suecos sobre 800 mujeres de más de 70 años indica que enfrentarse a situaciones de gran estrés puede conducir al desarrollo de Alzheimer u otras demencias.

La causa (o las causas) de la enfermedad de Alzheimer es por el momento desconocida, pese a los considerables esfuerzos realizados por numerosos equipos de investigación.