Diversos estudios están diseñando “Robots biomédicos” para el estudio de enfermedades neurodegenerativas (entre ellas el Alzheimer), enfermedades raras y tumores. Estos robots permiten predecir fenotipos (es decir, la expresión contenida en los genes de cada individuo en función del ambiente en que se desarrollo)

Un estudio australiano realizado sobre 22 pacientes de Alzheimer y 100 sujetos controles sanos mostraban muy importante incidencia de signos tempranos de degeneración macular (95% frente a 19%). Esto se explica porque, con la edad, aparecen en todas las regiones del Sistema Nervioso alteraciones de las neuronas, las células gliales y los vasos sanguíneos, así como de las relaciones normales entre ellos. Estos cambios son los que dan lugar a procesos patológicos de neurodegeneración, estrés oxidativo, depósitos de proteínas y  formación de neurotoxinas.