16.- Cuando su familiar tiene ideas o creencias falsas o confunde la realidad

Que son las alucinaciones?
Ya desde el principio de la enfermedad puede haber fallos en la interpretación de la realidad. Su familiar se equivoca porque los mensajes que los sentidos (vista, oído, olfato...) envían a su cerebro no se traducen correctamente y su familiar confunde la información recibida. Por ejemplo, el vapor que sale de una cacerola en la cocina él cree que es humo. Si ve en la ventana una cortina agitada por el viento piensa que alguien se está introduciendo en la casa.
En la segunda fase de la enfermedad aumenta la confusión, este cuadro se agrava y se producen alucinaciones (creaciones falsas de su mente), sensaciones imaginarias por las cuales su familiar ve, oye, huele o toca cosas que no existen.

fichas alzheimer

  • ¿ Que tipos de alucinaciones pueden ocurrir?
    Las alucinaciones pueden ser:
    - visuales (" veo un coche encima del tejado "),
    - del oído (" oigo una orquesta en el pasillo de casa "),
    - del olfato (" huelo el olor del mar en mi casa de Madrid "),
    - del tacto (" toco una roca al rojo vivo ")...

    Las alucinaciones a veces son transitorias y no suponen mucha complicación. Pero si su familiar las sufre con frecuencia y dan lugar a que crea estar en situaciones muy diferentes de la realidad concreta se habla ya de delirios. Estos suelen implicar más cambio en el modo de vida de su familiar y puede plantearse la necesidad de un tratamiento con fármacos cuando él sufra con esta falsa percepción e interpretación errónea de la realidad que le rodea.

  • ¿ Que son las ideas delirantes?
    Las ideas delirantes, que como hemos dicho son completamente falsas, no son compartidas por el resto de sus familiares. Aunque las hay de muchas clases, sobre todo son frecuentes los delirios de celos (" mi marido me ha abandonado y ama a otra mujer ") y los de ser víctimas de un robo (" mi familiar me roba mis cosas. Debo guardarlas en un buen escondrijo "). También son frecuentes los delirios de perjuicio (" me están pintando y arañando los cristales de mi coche ") y de abandono (" me quieren llevar al monte y dejarme sólo para que me pierda ").
    Delirios y alucinaciones pueden ser el comienzo de una reacción catastrófica y a veces también pueden ser una consecuencia de ella. También están presentes en el origen de otros trastornos de conducta y en general, suponen un aumento en las complicaciones y una dificultad añadida para el cuidador. En ocasiones son debidos a la medicación, por lo que interesa revisar el tratamiento.
    Las alucinaciones también pueden ser desencadenadas por defectos sensoriales en la vista o en el oído y también pueden producirse por otras enfermedades. En la enfermedad de Alzheimer las alucinaciones son menos frecuentes que los delirios. br>Cuando su familiar tiene alucinaciones y temores injustificados, cuenta historias inverosímiles y dice cosas extrañas, usted puede creer erróneamente que él miente adrede, o bien que se ha vuelto loco o que está chocheando, que tiene una enfermedad mental y que está agravándose su estado de salud.

 

  • ¿Qué hacer?
    - No pierda usted los nervios. No se ofenda por acusaciones sin fundamento. Recuerde que se trata de síntomas de una enfermedad.
    - Tranquilice a su familiar dándole la mano o abrazándole. Intente que piense en otra cosa desviando su atención cuando está viviendo su situación de delirio. Distráigale con otra actividad que sea divertida para él.
    - Si los delirios son leves, infrecuentes y no alteran a su familiar se pueden dar por válidos sin oponerse a ellos.
    - Si delirios y alucinaciones afectan a su familiar produciéndole agresividad, miedo o agitación, o bien conductas anómalas y perjudica a sus relaciones con su familia o amigos, debe recibir un tratamiento médico.

 

...Cuando su familiar tiene alucinaciones

fichas alzheimerSon la percepción de objetos, personas o animales que no existen en la realidad, es decir que solo el enfermo percibe ¿Que hay que hacer?

  • Guardar la calma.
    La primera vez que ocurre es una situación muy estresante para el cuidador. Pero no genera ningún peligro.
  • No argumentar.
    El esta convencido de la realidad de lo que percibe y no sirve de nada intentar convencerle de lo contrario.
  • Intentar calmarle.
    Háblele con cariño. Utilice el contacto físico: tómele su mano, abrázale, acaríciele la espalda. Dígale que Vd. Esta aquí para ayudarle, para protegerle y que todo ira bien.
  • Conteste a sus preguntas.
    A menudo su familiar le va a plantear preguntas: “ ¿Has visto a mi madre (que murió hace años)?" “ Ha oído ladrar el perro?". Lo mejor es contestar a sus preguntas sin hacer hincapié en la realidad del hecho. “Ya se que has oído ladrar el perro pero yo no lo he oído"
  • Encuéntrele una actividad de substitución
    Para distraerle de sus pensamientos, llévele en otra habitación, por ejemplo en la cocina o la sala de estar. Háblele de lo que ocurrió en el día. Proponedle una actividad que le gusta: leer juntos el periódico, jugar a las cartas, ver un programa de tele...
  • Hable con el médico si se repiten las alucinaciones.
Visto 6258 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Septiembre 2015 21:44