¿Cómo elegir un detector de caídas?

Sólo en España, se registran más de 250.000 caídas de personas mayores anualmente. Entre el 30%-40% de los mayores de 65 años viven en casa y más de la mitad se caen al menos una vez al año. Cerca del 15% de los que caen, sufren daños severos, y la falta de asistencia puede provocar mayores complicaciones como deshidratación, úlceras e incluso la muerte.



Las nuevas tecnologías están dando una oportunidad a los mayores con dificultades físicas o mentales, permitiéndoles una independencia antes imposible. Ya que los accidentes pueden ser algo más que común a ciertas edades, se están desarrollando dispositivos capaces de ayudar al usuario a, si no prevenir, eliminar por completo ciertos acontecimientos más que desafortunados. Entre ellos, uno de los más destacables es el detector de caídas.

El detector de caídas es un dispositivo de uso personal que envía una señal de ayuda a un cuidador específico en el caso en el que detecte una anomalía. Existen de todo tipo: con acelerómetros – un componente capaz de medir la aceleración del dispositivo que lo lleva –, que envían una señal de ayuda conectados a asientos o camas; pegados al paciente mediante un cinturón; realizando una acción conjunta con cámaras de video…

El mayor problema existente es que hay un número muy limitado de empresas que ofrecen estos servicios, siendo la mayoría de proyectos prototipos con escasas salidas al mercado. Sin embargo, he aquí una lista con las más interesantes bazas respecto a sistemas de detección de caídas.

 

Existen diferentes formas de detectar caídas, estos son un ejemplo de cada tipo:

Mediante acelerómetro: Sense4Care

Es un dispositivo de uso personal que proporciona una detección de caídas muy sensible y precisa a través de un acelerómetro triaxial. Esto último significa que es capaz de medir perturbaciones en los tres ejes coordenados, lo que le convierte en un dispositivo más fiable a la hora de detectar caídas. Además, un algoritmo novedoso y específico mejora el rendimiento y funcionalidad del aparato.

Es muy ligero, se adapta cómodamente mediante un cinturón de neopreno. Tiene un botón de pánico que se puede pulsar en cuanto se necesite ayuda inmediata. Además, es capaz de interactuar rápidamente con dispositivos de llamada y sistemas de emergencia, como teléfonos móviles.

Especificaciones

Peso

52 gramos

Autonomía

Uso libre

Batería

Li-Ion. Capacidad: 650 mAh

Radiofrecuencia

Bluetooth (Clase 2 de radio) y ZigBee. Ambas con 2.4 Ghz ISM banda

Incluye

Detector de caídas, Manuel de usuario, correa de neopreno y cargador

http://www.sense4care.es

Acelerómetro+Detector de movimiento: Vigi’Fall



Es un pequeño parche triangular que proporciona un soporte asistencial en el momento de una caída de modo sencillo y rápido. Se lleva puesto permanentemente y sin molestias. Incorpora un sensor de detección de movimiento que trabaja conjuntamente con el parche, evitando errores de caídas falsas. En caso de producirse una, el programa experto llama a los servicios de emergencia de manera inalámbrica.

Este proyecto no es más que el anticipo de un proyecto mucho más grande: FallWhatch DEMO, que pretente monitorizar el pulso del usuario, optimizando así su funcionalidad y precisión.

Especificaciones

Peso

52 gramos

Autonomía

Uso en casa o centro

Batería

Duración de 3 meses

Radiofrecuencia

Wifi (Canal y frecuencia sin especificar)

Incluye

Biosensor, centro que conecta el sensor con la línea telefónica, 2 detectores de movimiento, 3 baterías y parches, asistencia telefónica gratuita. (Existen packs con más ítems a mayor precio)



http://vigifall.vigilio.fr/commander-offres.html



Videovigilancia: Proyecto de la School of Electrical and Computer Engineering Georgia Institute of Technology



Se basa en el uso de la visión artificial para determinar si el paciente ha sufrido una caída o no. Su novedoso sistema es capaz de diferenciar entre movimientos normales, de velocidad variada, con caídas de verdad. Es un ambicioso proyecto orientado en mayor medida a grandes residencias, ya que cada sistema vale alrededor de 440euros por persona y habitación. Una producción a escala (en gran cantidad) reduciría notablemente los costes de producción e implementación.

El sistema se realiza mediante la acción conjunta de dos cámaras de video conectadas a un mismo ordenador corriendo Matlab. Posee una base de datos interna que mantiene informado al cuidador en todo momento del estado del paciente, enviando una señal de alerta en caso de problemas.

Para ello, existen dos sistemas, según lo desee el usuario. Esto afecta a dónde se colocan las cámaras. Uno de ellos ofrece mayor seguridad, monitorizando la mayor parte de la habitación:

Sin embargo, sería comprensible que algunos se sintieran observados mediante este sistema, por lo que existe una segunda opción, que aunque se reduce el área controlada (la mostrada en color verde) otorga una importante privacidad:

La cámaras utilizadas con las Microsoft VX-6000 Web Cámara, cuyas especificaciones son:

Resolución

Frames por segundo

Soporte de Audio

Conexión a ordenador

1600x1200

15

No

USB

http://www.ece.gatech.edu/academic/courses/ece4007/09spring/ece4007l05/ak9/FinalReport.pdf



Anexo: Explicación del funcionamiento



Para los interesados que deseenindagar un poco más en cómo funcionan esta clase de aparatos, pueden hacerlo en este anexo. No se va a hacer una explicación muy exhaustiva, pero sí se va a profundizar ligeramente a nivel tecnológico.

Acelerómetros



Los acelerómetros se utilizan en cantidad de elementos cotidianos: teléfonos móviles y tablets, airbags, ascensores… Como su propio nombre indica, está relacionado con la medida de la aceleración.

Concretamente, un acelerómetro es un sensor capaz de convertir una variación de movimiento, llamada aceleración, en una señal eléctrica capaz de ser interpretada por el dispositivo al que queda conectado. Su funcionamiento es muy simple, está basado en los condensadores. Sin embargo, ¿qué es un condensador?

Un condensador es un componente electrónico muy pequeño. Consta de dos placas metálicas paralelas, entre las cuales hay un material, como plásticos o papel. Entre dichas placas hay una diferencia de potencial constante. Esto significa que una placa tiene más energía eléctrica que la otra, pero la diferencia entre ambas es siempre la misma. Sin embargo, una de las dos placas es móvil. Esto hace que cuando el acelerómetro se mueve, ya sea porque se agita o se cae al suelo, al variar la distancia entre las placas variará la diferencia de tensión.

En función de cuánto se separan y, por tanto, cuanto cambia la diferencia de potencial, enviará una señal eléctrica determinada. Esto hará que el dispositivo actúe de manera diferente, diferenciando entre, por ejemplo, que un móvil quite la alarma al agitarlo, con apagarse y guardar la información antes de impactar contra el suelo por una caída.



Detectores de movimiento



Existen dos tipos de detección del movimiento, activa y pasiva. Los activos emiten energía (magnética, ultrasonidos…) en la zona que desean cubrir, que les es reflejada de vuelta. Si algún objeto perturba esa zona, esto vuelve al detector y se activa. Los pasivos, por otro lado, no emiten energía, sino que registran la energía radiada por los objetos.

Un ejemplo son las puertas automáticas. Éstas emiten una onda que les es devuelta por el mismo camino e intensidad. Sin embargo, al aparecer un objeto en esa trayectoria el sensor lo detecta y se activa, enviando la señal a la puerta para que se abra.



Monitorización



El sistema utilizado para la detección de caídas con alta precisión se basa en un sistema llamado MotionHistoryImaging (MHI). Todo lo negro se considera el fondo, innecesario para la medida. El sistema se centra en los píxeles de color blanco y gris, haciendo una estimación de cuán rápido es el movimiento. Siendo lo blanco la persona en sí y lo gris su estela al moverse, se calcula un factor C que determina cual es la posibilidad de caída.

El factor se calcula mediante la siguiente fórmula:

La estimación de error ronda el 25% en los peores casos.

El MHI hace una estimación con un error de uno de cada cuatro pacientes como máximo. De ese modo se obtiene un coeficiente directamente proporcional al riesgo de caída; siendo “0” mínima posibilidad y “1” una caída.



Los detectores de caídas son elementos complejos y de difícil diseño y elaboración. Esto es una explicación breve de tres de los métodos más punteros de nuestros días. No obstante, se ha de recordar que no son más que un parche para un problema aún mayor. Todos estos esfuerzos harán posible no sólo detectar la caída a tiempo, sino de corregirla.

De hecho, desde la perspectiva del autor, doy una perspectiva alentadora. La rápida evolución de las tecnologías y el conocimiento harán posibles un futuro donde las caídas serán, más que prevenibles, impensables.

 

 

Escrito por Manuel Díaz Sola

Visto 5546 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Septiembre 2015 15:38