El Internet de las cosas ya está aquí: ¿estás preparado?

En junio pasado se publicó en el portal Casadomo1 un artículo sobre el Internet de las cosas, en el que dice que la Comisión Europea ha realizado una consulta sobre los dispositivos inteligentes conectados para determinar qué marco se necesita para su implantación.

 

El Internet de las cosasComo bien dice este artículo, el "Internet de las cosas" (IO) representa un futuro en el que los objetos cotidianos, tales como los teléfonos, los automóviles, los electrodomésticos, las prendas de vestir e incluso los alimentos, estarán inalámbricamente conectados a Internet a través de microprocesadores inteligentes, y podrán recoger y transmitir información.

En la actualidad, el ciudadano medio dispone de al menos dos objetos conectados a Internet (ordenador y móvil), cifra que se prevé será de siete en 2015. Ya en muchas casas tendríamos los siguientes: ordenador fijo y portátil, móvil, tablet, TV, cámara IP. La realidad es que todo objeto electrónico estará conectado a Internet en un futuro: luces, persianas, electrodomésticos, sensores, etc.

Por lo tanto se trata de ir integrando dispositivos adicionales en nuestra red del hogar. Los dispositivos domóticos no son más que otros de esta larga lista. Para conectar estos dispositivos entre si y posibilitar que se comuniquen con nosotros, están surgiendo varias iniciativas en la web. Vamos a poner unos ejemplos de cómo conseguir esto. En primer lugar, el servicio “IFTTT2” (if this then that) permite que programemos nuestras propias reglas: si ocurre esto, entonces haz tal cosa: si me escriben un tweet, me mandas un correo. Y todo a través de la página web.

 

El servicio “Pushingbox3” permite recibir notificaciones de diversas maneras: por mail, twitter, mensajes al móvil, aplicaciones iOS4 o Android etc. Se pueden combiar los servicios de IFTTT y Pushinbox con nuestros dispositivos domóticos, de manera que se nos avise, por ejemplo, si alguien abre la puerta y sale de casa, y que se produzcan una serie de acciones adicionales.

Y en cuanto a los electrodomésticos, ya hay varias empresas que están sacando productos con conexión a internet, por ejemplo Samsung con su línea Zipel 5. De esta forma podremos controlarlos desde fuera de casa y recibir avisos.

 

El problema principal es que ahora mismo necesitamos un interfaz distinto para cada cosa, aunque esto está cambiando. Gracias al auge del internet de las cosas, es inevitable que todos los dispositivos terminen hablando un lenguaje común, de forma que podamos integrarlos entre sí.

 

Alberto Brunete

20 de septiembre 2012

Visto 3850 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Septiembre 2015 22:24