La automatización del hogar mejora la autonomía del dependiente

El II Congreso Español de Domótica (CED2012), organizado por la Asociación Española de Domótica (CEDOM), ha tenido lugar los días 30 y 31 de Mayo en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de la Universidad Politécnica de Madrid, y ha reunido a diversos actores del mundo de la domótica española: fabricantes, distribuidores, instaladores, integradores, responsables de la Administración, etc. 

Estudios Sobradiel

 

Entre los diversos temas que se han tratado en el congreso, la domótica asistencial ha tenido cabida a través de la ponencia de Luis Catalán (responsable de domótica e Inmótica KNX de Schneider Electric) titulada “la automatización para la mejora de la autonomía de las personas con dependencia”, y de una visita que se realizó a un centro asistencial para personas discapacitadas.

La ponencia del Sr. Catalán trató diversos aspectos concernientes a la mejora de la autonomía de las personas dependientes, destacando la utilización de interfaces sencillos (como la voz) y la seguridad. Por ejemplo, saber si se ha abierto la nevera recientemente o no indicará si la persona ha comido convenientemente. El Sr. Catalán mostró el CVI (Centro Vida Independiente), un centro donde investigan en nuevas tecnologías para personas dependientes, y donde se puede ir a probar los nuevos dispositivos para ver si se adecuan y si se manejan convenientemente.

Respecto a la visita al centro asistencial (Estudios Sobradiel de la Fundación Adamar) ha sido muy interesante dado que se ha podido ver en directo como la domótica ayuda a las personas discapacitadas. Las principales características abarcan movilidad, seguridad e interacción.

El uso de puertas automatizadas permite total movilidad a las personas en sillas de ruedas o débiles, ya que se abren con pulsadores o con detectores de paso. Además poseen un tipo de motores que permiten que la puerta se pare inmediatamente al notar contacto, y que se pueden abrir y cerrar de forma manual. Esto posibilita la convivencia de personas discapacitadas y no discapacitadas en el mismo entorno. Unos abren la puerta con el pomo, y otros con un pulsador.

La detección de caídas se realiza con dos detectores de movimiento a dos alturas: cintura y suelo. De esta manera, cuando los dos detectan movimiento la persona está de pie, pero si solo detecta el del suelo, lo más probable es que la persona esté (caída) en el suelo.

Un programa software permite gestionar los servicios y la habitación de diversas formas, entre ellas mediante un pulsador de un solo botón. El software va seleccionando las distintas aplicaciones o menús de forma secuencial y la persona pincha en la que quiere realizar. Por ejemplo, en un primer menú aparece: control de la habitación, música y TV. Pinchando en control de la habitación aparece un nuevo menú con: luces, persianas y puerta. Pinchando en luces aparece encender y apagar. Pinchando en encender se enciende la luz. Con este sistema se puede incluso escribir cartas, seleccionando las letras una a una.

El clima está controlado para que la persona pueda regularlo sólo unos grados por encima y por debajo de la temperatura de referencia que pongamos nosotros o el administrador del sistema. Si ponemos 24º, la persona podrá seleccionar entre 21º y 27º, pero no más ni menos. Esto impide que se ponga extremadamente frío en invierno o muy caluroso en verano por un olvido.

También cuenta con detección de apertura de puertas y ventanas. Esto se usa para evitar bajar la persiana cuando la ventana está abierta (si abre hacia afuera), y para apagar el clima cuando la ventana está abierta. También puede dar alarmas si lleva mucho tiempo abierta, o si está abierta por la noche.

Dentro de otras noticias interesantes que se trataron en la conferencia está el tema de los “smart-meters” o contadores inteligentes. En teoría, a finales de 2018 todos los equipos convencionales deben haber sido sustituidos por los de nueva tecnología que permiten entre otras cosas, la monitorización en tiempo real, la telegestión y la discriminación horaria en función de la tarificación. Ya veremos si es verdad, pero lo que es seguro es que pronto los tendremos en nuestras casas. Sería interesante que estos telecontadores los pudiéramos integrar en nuestros equipos de domótica. También es importante  asegurarse de que son compatibles4 y no propietarios de la empresa suministradora.

Entre otras ventajas añadidas, estos contadores nos pueden ayudar a telemonitorizar el consumo de la casa de los enfermos y saber si realizan las tareas cotidianas. Un bajo o nulo consumo de luz, agua o gas puede conllevar un problema. Muchas compañías están ofreciendo ya estos contadores a los clientes. 

Otra de las sesiones de la conferencia tuvo como objetivo analizar el ocio, el confort y los interfaces aplicados a la domótica. La mesa se planteaba dónde debe mejorar la domótica para hacerse más accesible a los usuarios y analizó someramente cual está siendo el comportamiento de la domótica y la tecnología en la actualidad. Si bien es verdad que cada usuario demanda aplicaciones distintas de la domótica, como pueden ser ocio/confort, seguridad o eficiencia energética, no hay que olvidar que la población mundial está envejeciendo paulatinamente, y el factor asistencial debe ser tratado con la misma importancia que los otros. Y más teniendo en cuenta que lo que sirve para las personas mayores, sirve para todos, pues todos queremos que las cosas sean lo más fáciles posibles. Como decía Einstein, “todo debería hacerse tan simple como sea posible, pero no más que eso”.

 

Alberto Brunete

Visto 4293 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Septiembre 2015 22:25