La videovigilancia del hogar y de las personas que habitan en él se ha vuelta muy sencilla de implementar gracias al ADSL que tenemos en nuestras casas y a las cámaras IP.