Apatía

Concepto:

trastornos apatiaLa apatía se define como un síndrome neuroconductual complejo que se caracteriza por un déficit persistente de la motivación (Marin R,1991; Clarke D,2008).

Además de la perdida de motivación (interacción compleja de conciencia, atención, percepción e interacción con el medio), suele existir una disminución de la voluntad, del interés por las actividades y de la iniciativa, conjuntamente con una disminución de la respuesta afectiva (sentimientos y emociones) frente a estímulos positivos o negativos. (Marin, 1990, Levy ML,1998)

La apatía puede ser considerada como un síntoma o una dimensión de la conducta humana, y conceptualmente hace referencia tanto a aspectos cognitivos y afectivos como conductuales, que desembocan en una disminución significativa de las conductas autogeneradas dirigidas a un fin.

La apatía puede manifestarse en forma de un síndrome con criterios clínicos propios, o bien puede aparecer como un síntoma dentro de otros síndromes. De forma mucho menos frecuente puede aparecer como una forma pura o primaria. Sin embargo, la apatía como trastorno, no se encuentra registrada en las actuales clasificaciones diagnosticas internacionales

Marin en 1991 definió la apatía como una “reducción de la motivación no justificada por una alteración del nivel de conciencia, deterioro cognitivo o distrés emocional". Esta definición hace referencia a un trastorno de la motivación que persiste en el tiempo y produce efectos negativos identificables en el nivel de funcionamiento previo del sujeto.

Apatía en EA:

La apatía se presenta en la enfermedad de Alzheimer como inhibición afectiva, reducción de la actividad intelectual y enlenteciendo de la capacidad de pensamiento y del recuerdo (Main ,1990). El paciente suele presentar diferente afectación en función de la gravedad del deterioro cognitivo y diferente afectación en cuanto a los diferentes dominios sintomáticos de la apatía: las conductas autogeneradas, inercia cognitiva, y el aplanamiento afectivo

Es difícil conocer la prevalencia real de apatía en la enfermedad de Alzheimer Apenas existen estudios metodológicamente diseñados para ello, y los que existen estiman cifras muy dispares según las escalas de medición utilizadas y la heterogeneidad de la muestra obtenida, en función del estadios de gravedad o el tipo de demencia .

Sin embargo la mayoría de los autores reconoce la alta prevalencia de la apatía como síntoma en la EA.

La apatía forma parte de los síntomas psicológicos y conductuales (SPCD) asociados a la demencia tipo Alzheimer y es considerado como uno de los más frecuentes (Mega MG, 1996, Cummings JL, 1996), estimándose su frecuencia entre un 19 y un 76%. (Starkstein, S., 2006).

Hasta el 92% de los pacientes afectos de EA presentan apatía a lo largo de la enfermedad (Turró-Garriga O, 2009).

Algunos estudios sitúan la prevalencia global de la apatía para la EA en un 74%, seguida ésta en frecuencia por síntomas de irritabilidad, depresión, agitación y ansiedad (García-Alberca, J.M, et al.2008).

La apatía usualmente aparece de forma precoz en la demencia, persiste a lo largo de la evolución y está fuertemente asociada a la severidad global de la enfermedad, tanto a nivel cognitivo como funcional.

En algunos estudios se asocia a EA mas prolongada con mayor deterioro cognitivo, mas rápido y mayor edad. Por esto podría considerarse a la apatía como una característica de “malignidad" en la demencia tipo Alzheimer.

Las escalas más utilizadas que evalúan exclusivamente la apatía con sus ventajas e inconvenientes son:

ESCALA

VENTAJAS

INCONVENIENTES

SCIA

Validada en pacientes con enfermedad de Alzheimer

Entrevista estructurada

Ayuda a discernir entre depresión y demencia

 

Usada solamente con fines diagnósticos

No dirigida a personas institucionalizadas

Muestra pequeña de pacientes con demencia grave en la validación

AES

Usada para detectar la apatía y medir su intensidad

No efecto techo ni efecto suelo











 

No validada en personas con enfermedad de Alzheimer

No dirigida a personas institucionalizadas

La versión para el profesional es la más utilizada:

se basa en el juicio clínico y necesita entrenamiento previo

No hace referencia a la expresión emocional del sujeto

Tiempo de aplicación

AS

Usada para detectar la apatía y medir su intensidad

Tiempo de aplicación aceptable

No efecto suelo

Validada en español

 

No validada en personas con enfermedad de Alzheimer

No dirigida a personas institucionalizadas

Efecto techo

No útil en demencias moderadas ni graves

Escala autoaplicada: el sujeto puede minimizar sus síntomas

AI

Usada para detectar la apatía y medir su intensidad

Se basa en respuestas observables

Tiempo de aplicación aceptable

 

No validada en personas con enfermedad de Alzheimer

No dirigida a personas institucionalizadas

La versión dirigida al paciente no resulta útil en demencias moderadas-graves

DAIR

Validada en sujetos con demencia. El evaluador aplica la escala a un informador-cuidador habitual del paciente

No efecto techo ni efecto suelo

Validada en español

Tiempo de aplicación breve

No validada ni apropiada para sujetos institucionalizados

No indicada en sujetos con demencia grave

Mide solamente la intensidad de la apatía

Detecta el síntoma sólo si hay variación premórbida

LARS

Usada para detectar la apatía y medir su intensidad.



No efecto techo ni efecto suelo

 

No validada en personas con enfermedad de Alzheimer

No dirigida a personas institucionalizadas

Subjetividad del evaluador en la interpretación de las respuestas

El paciente puede minimizar sus síntomas

Tiempo de aplicación

Superposición con síntomas depresivos

Todas estas escalas se basan en el Modelo de Marin y el eje central es la desmotivación.

Como podemos observar no hay una escala que evalúe realmente la apatía en la enfermedad de Alzheimer.

 

 

Por Celia Selmes Antoine

Con la Colaboración de Luis García Sánchez; Psicólogo .

 

Visto 7640 veces Modificado por última vez en Lunes, 14 Septiembre 2015 08:30