La Ley de dependencia es un castillo escocés. Semi-derrumbado y lleno de fantasmas.

 

Así lo dice en términos más “administrativos”, el Informe del Tribunal de Cuentas que ha fiscalizado la aplicación de la Ley de Dependencia entre 2007 y 2011.

Uno de los factores responsables es la “información defectuosa e incoherente” proporcionada por las Comunidades Autónomas al Estado central en lo que concierne quién es beneficiario de la Ley  y quien no lo es.

 

 

ley dependencia

 

Un castillo semi-derrumbado porque 14 regiones superan el límite legal de 6 meses máximo para validar y reconocer la dependencia de una persona.

El plazo medio de todas las Comunidades es de 9 meses…pero en Andalucía, Asturias, Aragón,  Castilla-León, Comunidad Valenciana, Madrid y Murcia es de 10 meses y de casi 24 meses en Canarias.

 

Un castillo lleno de fantasmas…es decir de fallecidos (se hablo de 30.000) o de beneficiarios inexistentes. Sin mencionar la falta de actualización de grados y niveles en una enfermedad crónica y progresiva donde la pérdida de autonomía es cada día más importante.

 

Después de la publicación de este dato,  el Tribunal de Cuentas ha manifestado que esta afirmación “no puede, en modo alguno, sustentarse en el contenido del Anteproyecto elaborado por este Tribunal”, ya que tiene un carácter provisional hasta que el Tribunal analice todas y cada una de las alegaciones recibidas.

 

Ya estamos en el año 2013. ¿Cuándo se publicara el informe final? Parece ser que nadie lo sabe.

 

 

Visto 4043 veces Modificado por última vez en Sábado, 12 Septiembre 2015 23:13

Artículos relacionados (por etiqueta)