El Gobierno y las comunidades autónomas hicieron públicas las medidas que se tomarán en relación a la Ley de la Dependencia. El dinero que reciben las familias con personas dependientes a su cargo se verá reducido en un 15% como mínimo.

Un duro golpe para los cuidadores y las familias

Esta prestación por cuidados en el entorno familiar alcanza demedia unos 400 euros mensuales y le cuesta a las Administraciones 1.900 millones de euros al año. La reducción de ese 15% supone un ahorro de 285 millones de euros, una cantidad equivalente a la que ha perdido la dependencia en los recientes Presupuestos Generales del Estado. Por tanto, podría decirse que serán las familias las que pagarán esa rebaja presupuestaria.