Concepto:

irratibilidadA pesar de que el término irritabilidad se emplea ampliamente en la descripción de pacientes con alteraciones de conducta, su concepto está poco definido y en ocasiones se intercambia con agresividad, hostilidad, mal temperamento, ira o intolerancia. Un importante problema de la investigación en la irritabilidad se encuentra en las diversas formas en que se define.

Es un modo de respuesta a estímulos psicológicos de un tipo particular, como aquellas en las que se ve amenazada la persona de alguna manera, o se siente frustrado en un curso de acción intencional. Slater y Roth (1969)

Otros autores valoraron la necesidad de diferenciar irritabilidad, hostilidad, ira y agresión y describieron la irritabilidad como un estado emocional caracterizado por un menor control sobre el temperamento que generalmente se traduce en arrebatos verbales o de comportamiento (Snaith and Taylor 1985).

Puede ser experimentado como episodios breves, en determinadas circunstancias, o puede ser prolongada y generalizada. La experiencia de la irritabilidad es una manifestación desagradable para el individuo y para su entorno.

La hostilidad es, en cambio, a menudo considerada como un conjunto de actitudes más probables de ser detectadas por las mediciones de rasgo(1), mientras que el estado de ánimo irritable es más probable que se demuestre, mediante escalas de socorro(2) (Fava et al. 2004).