Acondicionar los espacios al enfermo

La casa está concebida para las personas que conocen las consecuencias de sus actos y son capaces de velar por su seguridad y la de los demás.

No es el caso del enfermo de Alzheimer, que pierde progresivamente o ha perdido ya estas facultades. Para él la casa se ha convertido en un universo hostil.

Es necesario que Ud. organice el espacio vital de su familiar intentando prevenir las caídas, los accidentes y hacerlo más acogedor y adaptado a las necesidades de su vida. Todo domicilio tiene zonas peligrosas: principalmente la cocina y el cuarto de baño. La lista siguiente le va a permitir repasar los puntos de mayor riesgo y sus posibles soluciones.

 

1.¿Cómo incrementar la seguridad?

Evitar las caídas:

Alfombras, felpudos: quítelos o fíjelos al suelo sobre todo en el cuarto de baño (pie de baño) y en su dormitorio (pie de cama).

Cables eléctricos: acortar los cables eléctricos para que no arrastren por el suelo.

Muebles con picos sobresalientes o con cristales: eliminarlos o acolchar los salientes sobre los que se pueda herir el enfermo.

Sillas: eliminar las sillas inseguras o aquellas en las que sea difícil levantarse.

Pasillos: quitar todos los obstáculos que puedan dificultar la circulación (sillas, armarios, etc...) sobre todo para evitar las caídas nocturnas.

Escaleras: si existe una escalera en su domicilio, tome la precaución de fijar bandas antideslizantes sobre el borde de los escalones. Ponga una barrera al principio o al final de la escalera para impedir el paso al hueco de la misma,

Alumbrado: asegúrese de que las habitaciones tengan una buena iluminación durante el día y que algunas de ellas estén equipadas de lámparas durante la noche.

Evitar los accidentes:

Objetos que no deben dejarse a mano y que deben guardarse bajo llave.

Aparatos electrodomésticos: batidoras, afilador, cortacésped, cuchillos eléctricos, tostador, etc...

Cerillas y encendedor: si su familiar quiere fumar, que lo haga en su presencia y bajo su vigilancia.

Armas de fuego.

Productos tóxicos o peligrosos: lejía, detergentes, pinturas, disolventes, insecticidas, medicamentos (incluso los que le puedan parecer más inofensivos).

Quitar los cerrojos interiores (puerta del cuarto de baño y/o asco, por ejemplo) de manera que el familiar no pueda

encerrarse.

Las puertas que den al exterior y las ventanas deberán estar provistas de un dispositivo de seguridad que impidan al familiar abrirlas sin ayuda. Pero cuidado, el sistema elegido debe permitirle a Ud. abrirlas fácilmente, (por ejemplo, en caso de incendio).

No le deje coger pequeños objetos (botones, agujas, etc ... ) que pueda tragar.

Los radiadores deben estar provistos de una rejilla de protección, o sus llaves bloqueadas en una posición intermedia que evite que el familiar pueda quemarse. A menudo, no se da cuenta del calor, lo que puede ocasionarle quemaduras graves.

Con el mismo fin, se tendrá cuidado en: regular el calentador del agua a una temperatura determinada, para evitar el agua demasiado caliente; aislar los tubos de agua caliente que estén al aire o señalar con pintura roja los puntos en donde es posible quemarse.

 

2- ¿Como arreglar las distintas habitaciones?

La cocina

Recordemos la necesidad de guardar bajo llave todos los productos de limpieza (tóxicos o peligrosos) que habitualmente se almacenen en la cocina.

Cocina: este electrodoméstico es el más peligroso

A gas: puede abrir la llave y olvidar encender el gas

Eléctrica: puede encenderla, olvidarla y quemarse. El ideal es hacer una instalación eléctrica o de fontanería de un sistema que la inutilice cuando no esté en funcionamiento:

Frigorífico: hay que poner una cerradura ó un sistema especial de cierre pues el familiar tendrá tendencia a abrirlo para comer (comiendo sin control) cuando esté solo.

Suelo: hay que vigilar que siempre esté seco. A menudo los enfermos tiran líquidos (agua, leche, etc ... ) lo olvidan, no lo limpian, lo que hace que el suelo se haga resbaladizo.

Vajilla: es preferible equiparse con platos y vasos de plástico. Son menos peligrosos y difícilmente se rompen. Existen platos cuya base está provista de una ventosa, lo que tiene la ventaja de que permite fijarlos temporalmente a la mesa y que impiden que se vuelquen o que se caigan a pesar de los intentos de tirarlos y de los movimientos torpes.

Los objetos cortantes o punzantes se guardarán bajo llave.

El cuarto de baño

Recordemos que el botiquín debe estar vacío de medicamentos, incluso de aquellos que Ud. juzgue inofensivos:

Bañera y ducha

Hay que equiparlas con bandas o alfombrillas antideslizantes del mismo color, si es posible, que el suelo para no sobresaltar al enfermo.

Poner barras en las paredes de la ducha y a los lados de la bañera, para que el familiar pueda ayudarse al entrar o salir,

Los aseos deben estar equipados con una luz que quede encendida por la noche.

Barras laterales que permitan al enfermo sentarse y levantarse con facilidad. Se colocarán a la altura más apropiadas y sólidamente fijadas a la pared.

Los objetos de aseo serán:

  • Reducidos estrictamente al mínimo, (una toalla un jabón, un cepillo de dientes, un tubo de pasta dentífrica) para facilitar su utilización. Los demás o estos sólo se proporcionarán cuando haya necesidad (champú, afeitadora eléctrica siempre que sea posible, gel de baño, etc...) y se recogerán después de su utilización;
  • Siempre colocados y vueltos a colocar en el mismo lugar de manera que se cree una indispensable rutina. El enfermo no debe buscarlos, sino que debe encontrarlos de manera automática;
  • Las alfombrillas de baño deben eliminarse salvo en el momento de la salida del baño o de la ducha y a condición de estar seguro de que no hacen resbalar.

 

El dormitorio

En su habitación, la organización debe ser tan sencilla como sea posible para facilitarle la vida:

Quitar todos los adornos, revistas, objetos que sean susceptibles de distraerle;

Fijar la lámpara de la mesilla de manera que pueda encenderla y apagarla sin tirarla, o bien haga que le instalen en la pared una luz con conmutador fácilmente accesible;

Fijar al suelo la alfombra de pie de cama;

Instalar una luz que permanezca encendida durante la noche;

Colocar bandas luminiscentes que balicen el camino de la habitación al cuarto de baño para que no se pierda si debe levantarse por la noche para orinar.

Rehacer su guardarropa basándose en los principios siguientes:

Guardar solamente la ropa indispensable. Evítele tener que elegir. Escoja por él.

Seleccionar la ropa que sea fácil de poner y quitar, con cierres de velero mejor que botones, chandal de una pieza, polos cerrados mejor que camisas, zapatos sin cordones, ropas que puedan ponerse al derecho o al revés.

 

3- Recomendaciones

No trate de resolver todo al mismo tiempo. Hágalo gradualmente, habitación por habitación.

Evite las transformaciones bruscas que pueden aumentar el sentimiento de inseguridad.

Fíjese como objetivo facilitar el desarrollo de la vida de su familiar ...y la suya.

 

Cómo acondicionar la casa para maniobrar la silla de ruedas

Es posible que una persona mayor cuyas capacidades físicas estén disminuidas necesite utilizar una silla de ruedas para desplazarse por su casa. Esto crea unos problemas específicos a solucionar para que esa persona pueda moverse por la vivienda, para que tenga acceso al equipamiento doméstico y para que, incluso, pueda entrar y salir de su domicilio. Entre el usuario de la casa, su ayudante o cuidador y los profesionales arquitectos e interioristas, deben encontrar las soluciones más adecuadas a cada caso concreto.

Para maniobrar con una silla de ruedas es necesario tener espacio suficiente

Cada tipo de silla de ruedas tiene unas dimensiones y un grado de maniobrabilidad. Esto hay que tenerlo en cuenta para hacerla discurrir por la casa sin obstáculos. Por regla general, se puede circular con ella fácilmente cuando existe constantemente un paso de 1,50m libre de muebles o instalaciones domésticas.

Muchas viviendas son difícilmente accesibles

* Los escalones

Muchas viviendas no tienen rampas de acceso para salvar los escalones cuando se quiere entrar o salir. Para solucionar el problema de los escalones se debe construir una rampa que ha de tener las siguientes características:

- superficie antideslizante,

- pendiente máxima del 5%,

- longitud mínima de 90cm.

 

 

* El buzón de correo

Para permitir un buen acceso desde la silla de ruedas debe colocarse el buzón entre 40 y 110cm de altura.

* La puerta

Para acceder a la puerta y abrirla, tanto desde fuera como desde dentro, hace falta espacio suficiente: tanto la anchura de los pasillos como de la puerta deben ser superiores a los dos metros. Si la puerta tiene una anchura de 90 cm, el pasillo debe tener al menos 1,10 m de altura. No hay que olvidar que la zona de acceso a la vivienda debe estar bien iluminada.

 

Revise los 6 puntos de mayor riesgo

1. Los suelos en el interior de la vivienda

Los suelos deben ser antideslizantes y totalmente lisos para facilitar el deslizamiento de las ruedas, en particular cuando existen suelos de diferente tipo (por ejemplo, para pasar de los azulejos del baño al parqué del pasillo). Un pequeño desnivel de 2 cm ya es difícil de superar, así que si existen desniveles hay que eliminarlas.

2. Los interruptores eléctricos, los interfonos, los equipos de apertura digital

Todos ellos deben situarse a una altura de 70 a 90cm del suelo (nunca a más de 1,10 m) para quesean de fácil acceso….y que estén a la vista de la persona que usa la silla de ruedas.

3. Barras de apoyo

Deben colocarse a lo largo de las paredes, especialmente en los pasillos y en las zonas de paso. Las barras de apoyo son muy útiles para facilitar los desplazamientos. Son indispensables para salir de de la silla de ruedas, sobre todo en el servicio. Se deben colocar entre 70 y 90cm del suelo, según las necesidades específicas de cada usuario.

4. El lavabo

Cuando una persona debe utilizar la silla de ruedas, es necesario que el lavabo pueda utilizarse estando sentado. Para ello es necesario que el lavabo tenga un espacio libre debajo de él de unos 70 ó 75 cm para poder introducir las rodillas. Existen modelos de lavabos con puntos de apoyo y superficies para poner los útiles de aseo a mano.

5. La ducha

Debe estar equipada con una silla para ducha. Para facilitar el paso de la silla de ruedas a la de la ducha, y viceversa, es necesario que ambas puedan aproximarse totalmente. El ideal es disponer de una ducha en la que el suelo de la misma se continúe con el suelo del cuarto de baño. La eliminación del plato de ducha y de su reborde, hace la maniobra de paso de una silla a otra mucho más fácil…y menos peligroso.

6. La cocina

Es preciso poder desplazarse en ella con la silla. El acceso es mucho más fácil cuando la puerta es deslizante (anchura mínima de 80cm). Para permitir el acceso a los estantes, a los muebles de cocina y a los electrodomésticos (mesa de cocina, cocina, frigorífico, …) debe dejarse delante de ellas un espacio mínimo de 1,50 m para poder abordarlas de frente. Un buen sistema es reemplazar las puertas batientes de los armarios de la cocina por puertas correderas. Recuerde usted que una persona sentada en una silla de ruedas sólo alcanza los objetos y utensilios cuando están colocados entre los 40 y los 130cm del suelo. Más altos o más bajos, están fuera de su alcance.

 

Visto 6486 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Septiembre 2015 02:42

Artículos relacionados (por etiqueta)