Cómo acondicionar el cuarto de baño

El cuarto de baño es una habitación que se usa todos los días, incluso varias veces al día.

Poseen una arquitectura que no está pensada para las personas mayores, sobre todo si tienen discapacidades

En general tienen un acceso dificultoso: al fondo de un pasillo lleno de cosas.

Las fuentes de problemas son numerosas: el suelo se moja y se hace resbaladizo, hay que saltar el borde de la bañera para entrar y salir de ella, las duchas tienen un reborde en su plato que hay que sobrepasarlo para utilizarla.

Todos los medicamentos de la familia terminan en el botiquín del baño.

Muchas veces es una habitación sin ventana, con iluminación insuficiente, y que no está adaptada para realizar el aseo cuando las condiciones son problemáticas o cuando se necesita la presencia constante de un cuidador.

 

Media-FAE

Pase revista a los siguientes 10 puntos de riesgo:

1. El suelo. Hay que mantenerlo siempre seco. Atención a las salpicaduras de los productos de higiene (jabones, geles de baño,…).

2. Los grifos. Poner grifos termostatizado para evitar las quemaduras o limitar la temperatura del agua caliente a 60 grados.

3. La bañera. Entrar y salir de la bañera puede ser difícil para una persona mayor pues aumenta el riesgo de una caída.

Tome usted las precauciones siguientes:

    • - coloque bandas adhesivas antideslizantes, o un suelo antideslizante, en el fondo de la bañera,
    • - haga instalar en el tabique que bordea la bañera una barra de apoyo que permita entrar y salir con facilidad. Debe tener una inclinación de 45 grados (el extremo más bajo hacia el lugar de la bañera donde se coloca la cabeza).
    • - si la ducha está fija en el tabique, coloque en la bañera un tubo de ducha flexible, que es más fácil de manejar,
    • - si su familiar tiene problemas para tumbarse en la bañera, coloque una silla de baño para que pueda sentarse. Es una solución fácil de instalar y hace que su cuerpo sea más accesible cuando es usted el que lo tiene que bañar.
    • - coloque delante de la bañera una alfombrilla antideslizante, lo que impedirá que se resbale mientras sus pies están todavía húmedos.

4. La ducha. Es cada vez más útil conforme se hace más difícil lavar a su familiar. Al contrario con lo que ocurre con la bañera, no es necesario saltar por encima del borde para entrar en ella.

Tome usted las siguientes precauciones:

    • - coloque bandas adhesivas antideslizantes, o un suelo antideslizante, en el fondo del plato de la ducha,
    • - haga instalar en el tabique barras de apoyo a una altura de 1,5m con una inclinación de 45 grados,
    • - coloque una alfombrilla antideslizante delante de la ducha,
    • - si la ducha está fijada a la pared, instale un tubo de ducha flexible,
    • - utilice un asiento de ducha que permita a su familiar permanecer sentado mientras toma la ducha.

5. El lavabo. Generalmente está encastrado lo que no permite lavarse estando sentado o utilizando una silla de ruedas. Es mejor un sanitario independiente que permite además apoyarse en él.

6. El botiquín. Aquí es donde se suelen guardar los medicamentos habituales (a menudo, pasados de fecha), el alcohol, lacas de uñas… y otros productos cuya ingestión puede ser tóxica. Recoja todos, incluso los que parezcan poco peligrosos (por ejemplo, la aspirina).

7. El calentador. Si es de gas, sustitúyalo por uno eléctrico. En cualquier caso vigile que el termostato no pueda ser manipulado por su familiar. Puede equivocarse cuando intente regularlo.

8. La iluminación. Tiene que cumplir varios criterios:

- debe existir un interruptor, bien visible (luminiscente para la noche), colocado lo más cerca posible del picaporte de la puerta, que encienda el cuarto desde la puerta de entrada. Es conveniente instalar un sistema de encendido automático que ilumine el baño cuando entre una persona (conviene regularlo de manera que no se apague por lo menos en 15 minutos o cuando sale el ocupante),

- debe existir una “luz de noche" a fin de evitar que su familiar camine en la oscuridad o que se vaya golpeando contra las paredes tanto de noche como de día si el cuarto de baño no tiene iluminación diurna.

9. El sistema de cierre de la puerta cuando el baño está ocupado.

La mayoría de las puertas de los cuartos de baño tiene un sistema de cierre interior para preservar la intimidad de la persona que lo utiliza. Unas veces se trata de un pestillo y otras de un sistema adjunto al picaporte. Para evitar que su familiar se quede encerrado y no pueda salir, conviene eliminar el sistema de cierre. Se puede utilizar un taco de madera para que la puerta quede abierta permanentemente. Así el cuarto de baño está siempre accesible y se puede vigilar al familiar.

10. Los jabones, champús y geles de baño. Hay que tener cuidado cuando se utilizan estos productos para la higiene corporal ya que pueden hacer resbaladizos los suelos del baño, de la bañera y de la ducha.

 

Para hacerle a usted la vida más fácil

- Multiplique los puntos de apoyo

Haga colocar una barra de apoyo horizontal, situada a unos 80cm del suelo, por toda la pared libre del cuarto de baño. Una persona mayor nunca tendrá suficientes puntos de apoyo a mano. También puede servir para colocar las toallas.

- Señale el cuarto de baño

La orientación se hace cada vez más difícil conforme avanzan los años. Reconocer el cuarto de baño y saber para qué se utiliza puede llegar a ser un problema. Coloque un letrero pequeño (20 x 30cm) en la puerta con un dibujo fácilmente identificable de una bañera.

- Reduzca al mínimo necesario los objetos de tocador

Su familiar puede desorientarse si debe escoger entre varias posibilidades. No tenga a mano nada más que los objetos que se utilizan todos los días, por ejemplo, una toalla, una pastilla de jabón, un cepillo de dientes, un dentífrico, un peine… Deben colocarse bien visible y siempre en el mismo lugar para que los encuentre con facilidad.

 

Visto 5702 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Septiembre 2015 02:42

Artículos relacionados (por etiqueta)