Cómo acondicionar la casa para maniobrar la silla de ruedas

Es posible que una persona mayor cuyas capacidades físicas estén disminuidas necesite utilizar una silla de ruedas para desplazarse por su casa. Esto crea unos problemas específicos a solucionar para que esa persona pueda moverse por la vivienda, para que tenga acceso al equipamiento doméstico y para que, incluso, pueda entrar y salir de su domicilio. Entre el usuario de la casa, su ayudante o cuidador y los profesionales arquitectos e interioristas, deben encontrar las soluciones más adecuadas a cada caso concreto.

Para maniobrar con una silla de ruedas es necesario tener espacio suficiente

Cada tipo de silla de ruedas tiene unas dimensiones y un grado de maniobrabilidad. Esto hay que tenerlo en cuenta para hacerla discurrir por la casa sin obstáculos. Por regla general, se puede circular con ella fácilmente cuando existe constantemente un paso de 1,50m libre de muebles o instalaciones domésticas.

Muchas viviendas son difícilmente accesibles

* Los escalones

Muchas viviendas no tienen rampas de acceso para salvar los escalones cuando se quiere entrar o salir. Para solucionar el problema de los escalones se debe construir una rampa que ha de tener las siguientes características:

- superficie antideslizante,

- pendiente máxima del 5%,

- longitud mínima de 90cm.

 

* El buzón de correo

Para permitir un buen acceso desde la silla de ruedas debe colocarse el buzón entre 40 y 110cm de altura.

* La puerta

Para acceder a la puerta y abrirla, tanto desde fuera como desde dentro, hace falta espacio suficiente: tanto la anchura de los pasillos como de la puerta deben ser superiores a los dos metros. Si la puerta tiene una anchura de 90 cm, el pasillo debe tener al menos 1,10 m de altura. No hay que olvidar que la zona de acceso a la vivienda debe estar bien iluminada.

 

Revise los 6 puntos de mayor riesgo

1. Los suelos en el interior de la vivienda

Los suelos deben ser antideslizantes y totalmente lisos para facilitar el deslizamiento de las ruedas, en particular cuando existen suelos de diferente tipo (por ejemplo, para pasar de los azulejos del baño al parqué del pasillo). Un pequeño desnivel de 2 cm ya es difícil de superar, así que si existen desniveles hay que eliminarlas.

2. Los interruptores eléctricos, los interfonos, los equipos de apertura digital

Todos ellos deben situarse a una altura de 70 a 90cm del suelo (nunca a más de 1,10 m) para quesean de fácil acceso….y que estén a la vista de la persona que usa la silla de ruedas.

3. Barras de apoyo

Deben colocarse a lo largo de las paredes, especialmente en los pasillos y en las zonas de paso. Las barras de apoyo son muy útiles para facilitar los desplazamientos. Son indispensables para salir de de la silla de ruedas, sobre todo en el servicio. Se deben colocar entre 70 y 90cm del suelo, según las necesidades específicas de cada usuario.

4. El lavabo

Cuando una persona debe utilizar la silla de ruedas, es necesario que el lavabo pueda utilizarse estando sentado. Para ello es necesario que el lavabo tenga un espacio libre debajo de él de unos 70 ó 75 cm para poder introducir las rodillas. Existen modelos de lavabos con puntos de apoyo y superficies para poner los útiles de aseo a mano.

5. La ducha

Debe estar equipada con una silla para ducha. Para facilitar el paso de la silla de ruedas a la de la ducha, y viceversa, es necesario que ambas puedan aproximarse totalmente. El ideal es disponer de una ducha en la que el suelo de la misma se continúe con el suelo del cuarto de baño. La eliminación del plato de ducha y de su reborde, hace la maniobra de paso de una silla a otra mucho más fácil…y menos peligroso.

6. La cocina

Es preciso poder desplazarse en ella con la silla. El acceso es mucho más fácil cuando la puerta es deslizante (anchura mínima de 80cm). Para permitir el acceso a los estantes, a los muebles de cocina y a los electrodomésticos (mesa de cocina, cocina, frigorífico, …) debe dejarse delante de ellas un espacio mínimo de 1,50 m para poder abordarlas de frente. Un buen sistema es reemplazar las puertas batientes de los armarios de la cocina por puertas correderas. Recuerde usted que una persona sentada en una silla de ruedas sólo alcanza los objetos y utensilios cuando están colocados entre los 40 y los 130cm del suelo. Más altos o más bajos, están fuera de su alcance.

 

Visto 5398 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Septiembre 2015 02:42

Artículos relacionados (por etiqueta)