Cómo resolver los conflictos familiares

Cuidar a un ser querido afectado por la enfermedad de Alzheimer supone enfrentarse a una nueva situación que puede generar conflictos con los demás miembros de la familia.

Vd. sabe que atender a su familiar enfermo y evitar o controlar esos posibles conflictos familiares que puedan surgir le va a suponer una tarea más fácil y llevadera si mantiene una organización, un optimismo y una motivada disposición desde el momento en que el neurólogo le dice que su familiar tiene una demencia tipo Alzheimer, ya que a partir de entonces Vd. tendrá que :

Continuar realizando las actividades básicas (rutinas), fuera y dentro de casa, que hasta ahora venía haciendo: trabajo, aseo personal, tiempos para comer y dormir.

Atender a su familiar enfermo/a, turnándose o no con familiares (pareja y/o hijos, hermanos/as, sobrinas, primos) y/o con otros cuidadores (voluntarios o profesionales).

Atender a su familia: pareja y/o hijos y dialogar mucho con ellos, pero no sólo para decirles: "me siento muy mal", "creo que estoy siendo castigado/a",...sino "María, ¡Qué guapa estás!, "Pedro, cuando vengas de trabajar salimos a dar un paseo", "María, Pablo ¿Qué materias tenéis mañana en clase?, vamos a repasarlas"

 

¡Sea positivo y práctico; controle sus emociones!

Con 24 horas organizadas y con una actitud optimista Vd. puede hacer todo lo que se proponga.

Si Vd. dice "Bueno yo voy a lo mío y ya se irá sabiendo porque esto es horrible, estoy muy harto/a y todo me pasa a mí", se sentirá confundido/a y desmotivado/a, y esta situación podría conducirle a no solucionar nada y a que puedan aparecer problemas con su familia, con su entorno, con su trabajo y consigo mismo/a

 

¿Qué tipo de conflictos pueden aparecer?

Puede ocurrir que:

Piense que es indispensable, que nadie más puede cuidar a su familiar enfermo como Vd. y que "se meta" tanto en esta situación que no atienda a ningún otro aspecto de su vida cotidiana: por ejemplo, otras tareas que tiene pendientes de hacer en casa, ni a las necesidades de su familia hablando con su pareja y/o con sus hijos, ni a su trabajo con actitud profesional y emprendedora.

Aparezcan alteraciones en su estado de ánimo, porque está estresado/a, triste, obsesionado/a y/o temeroso/a y que su pareja y/o sus hijos puedan interpretar que Vd. les pone "mala cara" les grita o les ignora porque ya no les quiere como antes.

Tenga menos tiempo de comunicación con su pareja y ya no puedan hablar, por ejemplo de los problemas que surgen en el trabajo: "He discutido con un compañero y tú no me escuchas cuando te lo cuento", en casa: "Este mes hemos gastado demasiado y no nos hemos sentado a hablar de ello"; o con sus hijos: "Papá, antes me preguntabas por mis amigos del colegio y a dónde íbamos los sábados y ahora no".

Su pareja se sienta abandonado/a y tenga celos "Juan, parece que vivo sola, ya no me hablas ni me preguntas por mis cosas. Tu padre está enfermos y nunca me ha hecho nada, pero con tu actitud vas a conseguir que no quiera ir a verle ni me preocupe por él" .

Se reduzca el deseo sexual con su pareja.

Ante la indiferencia, la incomunicación y la sensación de abandono su familia (pareja, hijos) le dirá que no quieren ayudar, que el asunto no tiene que ver con ellos. "Papa, no puedo darle de comer al abuelo, tengo que hacer cosas del colegio". "María no puedes traer a tu madre a casa, que se la lleve tu hermano".

Otros familiares: hermanos, nietos, sobrinos, piensan que pueden cuidar peor al familiar enfermo o que tienen menos tiempo para ocuparse de él / ella o que no pueden contribuir al pago de los gastos asignados temporalmente por el familiar, y por eso opinen que Vd. es la mejor opción sin tener en cuenta que además Vd. tiene una vida personal, familiar y profesional.

 

¿Se pueden prevenir?

Claro que se pueden prevenir.

Mediante el diálogo, con leguaje claro y con gestos cariñosos y no de irritación, manteniendo una buena relación, escuchándoles e interesándose por sus inquietudes, haciendo que permanezcan unidos, preguntándoles, queriéndoles y dejándose querer.

Repartiéndose las tareas con decisión y optimismo, respetando los tiempos de respiro personales de cada uno "Juanita, que es mi hermana, y yo somos cuidadores principales de nuestro padre, enfermo de Alzheimer. Lunes y Miércoles por la tarde, de 6 a 8, Juanita va a hacer aeróbic y yo, Martes y Jueves de 7 a 9 quedo con mis amigos y vamos a tomar café".

No abandonando las tareas y las actividades que mantienen la seguridad y la autoestima de cada uno de los miembros de la familia: trabajo, estudios, amigos, momentos de ocio.

Equilibrando las tareas. Si el familiar enfermo es, por ejemplo, uno de los padres, no está aún muy deteriorado y vive permanentemente en casa de uno de los hijos, hablar con otro (s) hermano/a (s), desde el principio, para llevarle a su (s) casa (s) de visita estableciendo un tiempo que siempre sea constante. "Mi padre, enfermo de Alzheimer, vive conmigo en mi casa con mi mujer y mis dos hijos. Desde hace un año todos los sábados le llevo a casa de mi hermano y allí está todo el día con él y con su familia. Nuestras familias están ayudando mucho y nuestro padre está feliz. Todos estamos contentos"

 

Si aparecen ¿Cómo resolverlos?

Si en algún momento surge algún conflicto de los que se han comentado, tenga en cuenta que puede solucionarlo con Vd. mismo/a, con su pareja, con sus hijos si los tiene, y con otros familiares mediante:

DIÁLOGO,

RESPETO,

EXPLICACIÓN DE LA ENFERMEDAD,

REPARTO EQUILIBRADO DE TAREAS,

UNA DISPOSICIÓN ASERTIVA Y NO TENIENDO TEMOR DE HABLAR DE FORMA CLARA Y CONTUNDENTE CON OTROS FAMILIARES PARA QUE VD NO TENGA QUE SOPORTAR SOLO/A TODA LA CARGA TEMPORAL Y/O ECONÓMICA 

Visto 7423 veces Modificado por última vez en Miércoles, 25 Noviembre 2015 13:36

Artículos relacionados (por etiqueta)

  • Curso de formación para familiares de personas afectadas por la EA

    Próximo curso de formación  dirigido a familiares que tendrá lugar en nuestro centro  “Jardines de Alois”.

     

    El motivo principal que lleva a las familias a ponerse en contacto con la FAE es la necesidad de información, orientación y apoyo tanto al comienzo de la enfermedad como a lo largo de ella. Por esta razón venimos impartiendo, desde hace años, cursos y talleres destinados a los familiares responsables del enfermo de Alzheimer  que respondan a sus necesidades y expectativas.

     

  • ¿Quieres trabajar en ayuda a domicilio?

    A partir del 31 de DICIEMBRE 2017 será obligatorio disponer del

    Certificado de profesionalidad sociosanitario 

  • Día Mundial del Alzheimer

    21 de Septiembre, día mundial de Alzheimer. Un año más, un año igual, un año menos. Es tiempo de reflexionar como esta el mundo Alzheimer.

  • La FAE nominada en los Premios SUPERCUIDADORES 2016.

    Finalistas en categoría Categoría de Asociaciones de pacientes, médicas y del sector de la Discapacidad y/o Dependencia, así como Fundaciones, ONG y Tercer Sector en general:

    La Fundación quiere agradecer a todas las personas que con su voto han reconocido nuestra labor diaria, de entre las más de 170 candidaturas presentadas. Muchas GRACIAS!!!

    A continuación se detalla la lista de los tres finalistas en las ocho categorías de los Premios SUPERCUIDADORES 2016.

  • Curso para aprender a cuidar al enfermo de alzheimer

    Se le aplicaría un descuento del 20% para los oyentes de radio Alzheimer, introduciendo el código FAE a la hora de comprar el curso. 

    Si la palabra Alzheimer te genera miedo, inquietud y desconcierto. Si quieres aprender de forma práctica cómo enfrentarte a ella y superar las situaciones estresantes que trastornan la vida de todo cuidador, este curso está pensado para ti.

    Este es el primer curso que nace de la colaboración entre SUPER Cuidadores y laFundación Alzheimer España (FAE).

Más en esta categoría: Cuidados Físicos »