VI Encuentro Temático de la Fundación Alzheimer España: "¿Vivir en casa o ingresar en una residencia?"

¿Cómo enfocar el ingreso de su familiar? ¿Cómo vivirlo? ¿Cómo seguir siendo el cuidador principal?

 La mayoría de los cuidadores desean tener los recursos físicos, psicológicos y económicos para mantener a su familiar en casa y cuidarle el máximo tiempo posible.

Sin embrago, cuando aparece el cansancio, el agotamiento se plantea  la pregunta fatídica: "¿Puede seguir en casa o tendrá que ingresar en una residencia?

 

Al final del debate con la colaboración de Cuidadores y la participación de Javier Gamo Belinchón (Director Grupo Ballesol), Catalina Hoffmann Muñoz-Seca (Directora Grupo Vitalia), David Valdes (Trabajador social Grupo SAR),  Monserrat Cabello (trabajadora social Grupo Ballesol), Jacques Selmès Van Den Bril (Secretario FAE), Micheline Selmès (Presidenta FAE),

 

La Fundación Alzheimer España recuerda:

* Siempre el cuidador y la familia se plantean, a un momento a otro de la evolución de la enfermedad,  la posibilidad de ingresar a su familiar en una residencia. Siempre es un dilema.

* Es un decisión que afecta a la vida del familiar…y a la vida de su cuidador.

* La razón más frecuente del ingreso es el agotamiento del cuidador debido a la pérdida de la autonomía de su familiar y a la aparición de trastornos de la conducta.

* Acerca del 40 % de los residentes sufren trastornos cognitivos importantes, enfermedad de Alzheimer o otra demencia.

* Los Centros de Día  son una buena alternativa entre dejar el familiar en casa y ingresarlo en una residencia.

* Hoy en día, 54 % de las prestaciones otorgadas por la Ley de dependencia son prestaciones económicas para cuidados en casa y los servicios (plazas de residencias o centros de día) solo representan el 46 % del total de las prestaciones.

* Uno de los efectos de la Ley de Dependencia es retrasar el ingreso en residencia. Los residentes tienen más años y más patologías lo que implica una necesaria  medicalización de las estructuras residenciales.

* La información de las familias sobre las prestaciones de la Ley de Dependencia y su tramitación es deficiente.

 

La Fundación Alzheimer España recomienda:

* Evitar que el ingreso en la residencia se haga en un contexto de urgencia.

* Pedir a los  profesionales sanitarios que informen a los familiares como la situación de cuidado puede ir modificándose  y como el enfermo o/y el cuidador pueden llegar  a requerir de otros medios como el ingreso en una residencia y que sean ellos (los profesionales) quienes, llegado el momento, lo indiquen terapéuticamente.

* Intentar que la decisión de ingresar al familiar en una residencia sea fruto de un consenso entre los distintos miembros de la familia.

* Huir de la culpabilidad, sentimiento que con frecuencia expresan cuidadores y familias a la hora de ingresar a su familiar.

* Desarrollar centros de información fácilmente accesibles y campañas de información para el público sobre las modalidades de aplicación de la Ley de Dependencia. 

* Favorecer la implantación de Centros de Día con criterios de calidad estrictamente definidos y proyectos terapéuticos avalados y reconocidos como beneficiosos para el enfermo.

* Implicar estrechamente el cuidador y la familia tanto a nivel de las residencias como a nivel de los centros de día y  crear una relación sinérgica para que el cuidador principal siga "siendo cuidador" y que se siente integrado en el equipo profesional.

 

 

Visto 480 veces Modificado por última vez en Miércoles, 13 Mayo 2015 18:51